Pranes 10 Fosforito 0

20.08.2013 10:24

Pranes 10 Fosforito 0

La gestión de la Fosforito quedó rayada otra vez. Resulta que el pran de la cárcel de Sabaneta, en Maracaibo, a veces se aburría en prisión por eso decidió el pasado domingo acercarse hasta una licorería y tomarse unas bien "frías" y rumbear un poco
SIMÓN BOCCANEGRA
 
 

La gestión de la Fosforito quedó rayada otra vez. Resulta que el pran de la cárcel de Sabaneta, en Maracaibo, a veces se aburría en prisión y, además, todos sabemos el calorón que hace en esa ciudad.

Por eso, el referido jefe del penal decidió el pasado domingo acercarse hasta una licorería y tomarse unas bien "frías" y rumbear un poco.

Tuvo la mala suerte de toparse con unos funcionarios del Cicpc, que posiblemente no sabían que se trataba de una "autoridad" del sistema penitenciario nacional, y le dieron de "baja", tal y como lo explica un diario marabino. El pran había sido condenado a 10 años, pero los cumplía a su manera.

Según una de las informaciones se encontraba acompañado por dos custodios, seguramente empleados de él, aunque otro diario afirma que eran dos delincuentes. Sea como fuere, la ley no les importaba a ninguno.

Reza la información que Pedro Caldera, que así se llamaba el occiso, había heredado el "cargo" de Jean Carlos Díaz Polanco, quien salió en libertad pero de vez en cuando se acerca hasta la prisión de Sabaneta y duerme allí.

Este nuevo hecho pone de manifiesto la eficiencia de la Fosforito al frente del despacho que crearon especialmente para ella. Han transcurrido más de dos años desde que la exdiputada asumió esa responsabilidad y no se le ve el queso a la tostada.

Las prisiones siguen estando en manos de los presos, que hacen en ellas lo que les da la gana. Cobran "tributos", salen a pasear, dirigen la delincuencia fuera del penal y deciden también quién vive y quién no.

Tanto que hablan los maduristas de que ahora Venezuela es un paíssoberano y no son capaces de ejercer la soberanía ni en las cárceles.

Tuvo la mala suerte de toparse con unos funcionarios del Cicpc, que posiblemente no sabían que se trataba de una "autoridad" del sistema penitenciario nacional, y le dieron de "baja", tal y como lo explica un diario marabino.

El pran había sido condenado a 10 años, pero los cumplía a su manera. Según una de las informaciones se encontraba acompañado por dos custodios, seguramente empleados de él, aunque otro diario afirma que eran dos delincuentes. Sea como fuere, la ley no les importaba a ninguno.

Reza la información que Pedro Caldera, que así se llamaba el occiso, había heredado el "cargo" de Jean Carlos Díaz Polanco, quien salió en libertad pero de vez en cuando se acerca hasta la prisión de Sabaneta y duerme allí. Este nuevo hecho pone de manifiesto la eficiencia de la Fosforito al frente del despacho que crearon especialmente para ella.

Han transcurrido más de dos años desde que la exdiputada asumió esa responsabilidad y no se le ve el queso a la tostada.

Las prisiones siguen estando en manos de los presos, que hacen en ellas lo que les da la gana. Cobran "tributos", salen a pasear, dirigen la delincuencia fuera del penal y deciden también quién vive y quién no. Tanto que hablan los maduristas de que ahora Venezuela es un paíssoberano y no son capaces de ejercer la soberanía ni en las cárceles.

 

http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=90674&tipo=AVA