Cárceles privadas

26.04.2013 15:47
ELIO GÓMEZ GRILLO | 23/04/2013 10:35:00 p.m.

Cárceles privadas

He leído en un diario caraqueño -Correo del Orinoco del 7/4/13 - un trabajo interesantísimo de Carolus Wimmer, diputado del Parlatino, que él intitula "Prisiones privadas". El tema atrae poderosamente la atención de los estudiosos del penitenciarismo universal, ya que son muy escasas la bibliografía y las publicaciones en general que aborden esa importante realidad penológica, por lo que hay sobre ella una gran ignorancia.
En el trabajo de Wimmer se revela que en 1990 había en los Estados Unidos un millón de presos y solo cinco (5) prisiones privadas con dos mil (2.000) reclusos y añade que actualmente hay en ese país dos millones de prisioneros y cien (100) prisiones privadas con sesenta y dos mil (62.000) reclusos. Cita informes en los cuales se denuncia que los contratistas privados de prisiones promueven incentivos para encerrar a las personas y hacen lobby para que las condenas sean más largas con el fin de ampliar la explotación de la fuerza de trabajo de esas personas.
 
Precisa Wimmer que el auge de la privatización de las prisiones en los Estados Unidos comenzó en la década de 1980 y llegó a su culminación en 1990. "A los internos en centros penitenciarios del Estado -dice- generalmente se les paga el salario mínimo por su trabajo, pero eso no ocurre en todos los penales. En Colorado reciben solo dos (2) dólares por hora, muy por debajo del mínimo. Y en las cárceles de gestión privada se les paga tan solo diecisiete (17) centavos de dólar por hora para un máximo de seis (6) horas al día, el equivalente de veinte (20) dólares por mes".
 
El gran negocio que significan las cárceles privadas para las empresas hace que varias compañías prefieran contratar a trabajadores de esas prisiones. Wimmer cita a una planta de ensamblaje que operaba cerca de la frontera con México y que trasladó sus instalaciones a una cárcel privada de California, y a una fábrica en Texas que despidió a sus ciento cincuenta (150) trabajadores para reemplazarlos por los obreros recluodos en la prisión privada de Lockhart.
 

 

http://www.ultimasnoticias.com.ve/opinion/firmas/elio-gomez-grillo/carceles-privadas.aspx