BOLIVIA: No se garantiza educación y salud para las reclusas

14.03.2013 08:49

Ed. Impresa Informe de la defensoría del pueblo

No se garantiza educación y salud para las reclusas

Por Freddy Grover Choque - La Prensa - 14/03/2013


RECLUSAS. Un grupo de internas deja pasar el tiempo en una de las cárceles del país. - Freddy Grover  Choque La Prensa

RECLUSAS. Un grupo de internas deja pasar el tiempo en una de las cárceles del país. - Freddy Grover Choque La Prensa

 

El 39 por ciento de las reas no ha concluido el nivel secundario. Recomiendan asumir acciones.

Las internas de los recintos penitenciarios del país no tienen garantizado el acceso a la salud y la educación, además de que son víctimas de violencia, machismo y patriarcalismo, según el informe denominado Bolivia: Situación de los Derechos de las Mujeres Privadas de Libertad, presentado ayer por  la Defensoría del Pueblo.
El documento proporciona información importante para develar la situación de las mujeres privadas de libertad y presenta recomendaciones emanadas desde la Defensoría del Pueblo dirigidas a los sectores de Régimen Penitenciario, salud, educación, justicia y trabajo para que puedan a la brevedad posible hacer los esfuerzos necesarios para mejorar la situación de vida de las mujeres encerradas y garantizar que no se vulneren sus derechos.
Los datos. El estudio se aplicó a 214 privadas de libertad de un total de 787 (que representa el 11 por ciento de la población privada de libertad), en cárceles de nueve ciudades capitales del país. Con referencia a la educación, el informe señala que el 39 por ciento de las mujeres no ha concluido el nivel secundario y 35 por ciento, la primaria, mientras que el 14 por ciento ha ingresado a estudios universitarios y 4 por ciento ha recibido educación técnica, lo que resta sus posibilidades de mejorar.
El derecho a la salud se limita por las restricciones para la salida al control prenatal, por complicaciones vinculadas a la menstruación o amenazas de parto, por la falta de agua disponible durante todo el día. No hay servicios especializados en ginecología, las revisiones son privadas e incluso no existen insumos ni equipos para atenciones ginecológicas.
Respecto a las enfermedades más comunes, el informe da cuenta de que se encuentran los problemas gástricos, dolores reumáticos, molestias relacionadas a la menstruación, al embarazo e infecciones urinarias. El 70 por ciento de las mujeres embarazadas se encuentra bajo detención preventiva y menos de un tercio ha recibido sentencia.

“El estudio se desarrolló en nueve recintos carcelarios y nos ha permitido conocer los problemas de las mujeres privadas de libertad”.
Rolando Villena / DEFENSOR DEL PUEBLO

Recomendación defensorial

La Defensoría del Pueblo, en uso de sus facultades conferidas, por la Constitución recomienda:
Al Viceministerio de Igualdad de Oportunidades, generar una política penitenciaria con enfoque despatriarcalizador y de género.
A la Dirección de Régimen Penitenciario, generar políticas para garantizar a las mujeres el ejercicio del derecho al trabajo, medidas para erradicar el acoso y violencia en el interior de los recintos penitenciarios.
Desarrollar cursos de formación técnico-profesional superando los roles tradicionales asignados a las mujeres, promover la eliminación de toda forma de racismo y discriminación. 
Al sector de Educación, impulsar la eliminación del analfabetismo y promover la educación técnica profesional. Impulsar la creación de juntas educativas  y garantizar la participación paritaria de mujeres en los consejos de educación. Crear y mejorar las bibliotecas, garantizando a las mujeres el acceso libre de acoso y violencia.
Al sector de Salud, garantizar el derecho a la salud, priorzando el exámen médico al ingreso del recinto, las pruebas de papanicolau y de VIH, garantizar el acceso y goce al SUMI, SSPAM y Bono Juana Azurduy, entre otros.

 

http://www.laprensa.com.bo/diario/actualidad/la-paz/20130314/no-se-garantiza-educacion-y-salud-para-las_44751_71905.html