Gobierno ha perdido la batalla contra la inseguridad en 14 años

11.03.2013 08:51

Gobierno ha perdido la batalla contra la inseguridad en 14 años

Veinte planes de seguridad han sido ejecutados a largo de ese lapso
imageRotate
 
 
 
DEIVIS RAMÍREZ MIRANDA |  EL UNIVERSAL
domingo 10 de marzo de 2013  12:00 AM

Veinte han sido las batallas que ha emprendido el Gobierno nacional en contra de la inseguridad durante los 14 años de mandato de Hugo Chávez. Todas las ha perdido, pues el índice de criminalidad sigue en aumento.

Solo el año pasado, según cifras reveladas por el vicepresidente de la República, Nicolás Maduro, ahora presidente encargado, en el país hubo 16.038 homicidios. Sin embargo, el número revelado por fuentes del Cicpc, de forma extraoficial, es de 21.600 crímenes.

Maduro dejó claro que hablar de asesinatos significa dejar en evidencia "cifras macabras" que, a su juicio, lo que buscan es desestabilizar el país.

En esos 14 años la cifra de homicidios sumó 171.029, siendo el año 2011 uno de los más violentos con 18.850 asesinatos.

Cuando el presidente Chávez tomó el poder por primera vez en 1999, ese año cerró con 5.868 asesinatos. Había sufrido un ligero aumento, pues el año anterior, el último de gestión de Rafael Caldera en la denominada IV República, la cifra de homicidios contabilizó 4.550.

Atribuciones

Expertos en materia de seguridad han explicado que el incremento de la violencia se debe a la pérdida de valores y a la falta de políticas públicas adecuadas por parte del Gobierno.

Admiten que hubo avances en algunos planes como la Ruta Segura, Caracas Segura y Madrugonazo al Hampa. Sin embargo, la implementación de este tipo de operativos dejó de lado la verdadera esencia de la seguridad por varios aspectos: se condenó al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) como organismo de seguridad preventiva y dejó de ser un componente netamente científico y de investigación. Además, no existe coordinación ni trabajo mancomunado con las policías municipales y estatales dirigidas por gobernantes de oposición y, más importante aún, no se ha aplicado un plan de desarme de la población con contundencia, a sabiendas de que 80% de las víctimas de homicidio caen por impactos de bala.

Nadie se escapa

La inseguridad se convirtió, desde el año 2002 cuando los homicidios saltaron de 7.900 a casi 10 mil casos, en el principal problema de la sociedad venezolana. Tanto que la comunidad diplomática destacada en el país también la sintió de cerca.

Fueron al menos 14 casos los conocidos, entre los años 2011 y 2012, de personalidades internacionales víctimas de la delincuencia. Entre los casos más resaltantes destacan: el asesinato de Karem Berendique, hija del cónsul chileno destacado en Maracaibo, estado Zulia.

La joven fue ultimada el 16 de marzo del año pasado en un punto de control del Cicpc.

El agregado comercial y consejero de la embajada de Costa Rica, Guillermo Cholele, fue secuestrado el 8 de abril del año pasado en Caracas. Dos días después fue liberado en Charallave, estado Miranda, debido a la presión policial.

También el embajador de México, Carlos Pujalte, sintió de cerca la inseguridad. Fue secuestrado con su esposa el 29 de enero del año pasado y después asaltaron su residencia.

Estos hechos obligaron al Gobierno nacional a incrementar la seguridad en sedes diplomáticas. Tanto que se creó una brigada especial de la Policía Nacional Bolivariana.

De estos casos se habla poco o casi nada. Hace más de un mes el embajador de Colombia renunció al cargo tras ser víctima de un secuestro exprés. Nadie lo oficializó, siempre negaron el hecho, pero una fuente de la embajada lo ratificó.

Lo cierto es que la criminalidad en Venezuela sigue siendo un dolor de cabeza.

http://www.eluniversal.com/sucesos/130310/gobierno-ha-perdido-la-batalla-contra-la-inseguridad-en-14-anos